lunes, 11 de julio de 2011

La historia interminable.

¿Bipolaridad? ¿Transtorno?


...No quiero hacer de esto una montaña... 
Aunque sé con certeza que TU no eres el mismo de antes, y que yo no he olvidado todo el daño que me has hecho y eso afecta a mi manera de estar...
aún así...te tengo dentro. 


Aún así me duele saber que realmente no me quieres. Y que has sido egoísta conmigo... volviendo de nuevo a mi vida con un "porqué" que yo ahora martirizo por no saberlo ver... creeme, me gustaría sentir que debemos estar juntos, que solo somos tu y yo...y que lo has intentado..me gustaría seguir creyendo... siendo ilusa que esperas que todavía no acabe así...después de haberlo acabado voluntariamente por mi parte... 
Lo peor de todo esto es que... desde que te dije que se había acabado... estaba totalmente segura de lo que estaba haciendo, y de que tenía que ser así. 
Hoy he pasado un día estupendo en la playa...con mi hermana y una amiga. Lo he pasado realmente bien... a momentos salías TU por mi cabeza... pero intentaba no pensarte mucho rato... creo que por evitarme el estar mal...
Como lo estoy ahora.
Cuando vuelvo a casa... y no me apetece sentarme en el sofá y ver la televisión...tampoco me apetece cerrar los ojos, eso hace que mis paranoias internas salgan mas a la luz...
Ahora ya no sé si hice bien. Si será bueno para mi el sacarte de mi vida.
O de si seré una cobarde, por no querer volver a pasar la rutina pesada e interminable de día tras día ser mas consciente de que NO ESTÁS.
Eso me martiriza más aún.
También el pensar masoquista de "cuantos días tardarás en volverla a ver"... ahora que yo no estoy por medio de todas esas dudas... ahora solo será o ella, o otra... pero nunca más YO.
Sé que hay muchas cosas que están por la labor de que estemos separados... 
pero en mi corazón me haces falta...
Siento que te necesito, que necesito aire para pensarte ahora...
porque el saber que ya no te veré,
que no recibiré nada más de ti... me crea una ansiedad interna que no puedo sobrellevar. Las noches se me hacen eternas para poder conciliar el sueño a gusto.
No he dormido después de 26 horas en pie...
y de un largo día de trabajo nocturno.
Y aunque estoy agotada física y mentalmente, no puedo dormir...
Quizá te dije todo eso la última vez que hablamos... porque intentaba engañarme a mi misma, pensando en que podría seguir mi vida normal, sin que tu estuvieras en ella... 
Quizá también porque en el fondo sé que no mereces ni el mínimo sentimiento de afecto... y el sentir más de lo que debería... me hace vulnerable y parezco una niña hueca sin dignidad... 
Aún después de todo esto... que nace dentro de mi... no puedo entender, como me has seguido diciendo... "Piensate las cosas"... Y de si he dejado de quererte de un día para otro.


Te Quiero. 

No hay comentarios:

Entradas Populares

Tu me visitas...