miércoles, 10 de agosto de 2011

Mamá

"... Hablemos de problemas rutinarios..."
Cualquiera que lea esa frase la deriva o la asocia a : Trabajo, dinero... o incluso un mal día.
Un mal día lo tenemos todos.
Pero es penoso que todos los días sean problemas...y se convierta en rutina.
A parte de mis rayadas mentales, mi trabajo, y desamores... hace tiempo que tengo problemas grandes en casa.
Ese gran problema es "mi madre".
También todos tenemos una. El dicho... " Madre solo hay una".
Y aunque yo la tenga en casa, hace tiempo que no la veo. Quizá haya desaparecido.


Desapareció justo en el momento en que mi padre se fue de casa.
Hacia ya tiempo que la situación económica en casa no era buena, y a ello derivó discusiones, palabras dañinas y acabo destrozando el matrimonio. ( Muy común hoy en día en los matrimonios).
En definitiva...
Después de aquello ( 8 años) ... mi madre se quedó con ciertos impagos y deudas, las cuales hoy aún siguen jodiendo su existencia. ( Y la mía, por supuesto)
Pues mi hermana ya no estaba en casa, y yo... me comí mas de un marrón...
Ahora mismo hablo de cuando yo tenía 13 años.
Acababa de venir a vivir a una nueva ciudad... un nuevo instituto, etc. Aunque no haya tenido una buena niñez en mi anterior colegio, el venir aquí, y que nadie me conociera, me hacía estar tranquila...
Ya no había nadie que pudiera juzgarte, pues nadie te conoce.
Pero en cuanto acababa mi primer día de clase llegaba a casa... y el único ser que te da la bienvenida es  tu gata..(que ya ha fallecido..)
¿ Y mi madre..?
Mi madre estaba trabajando... la pobre tenía turno de día y noche...
Creo que hubo 3 años aproximadamente que solo hablaba con ella por teléfono, pues la pobre se pasaba trabajando día y noche sin descanso, porque no llegaba a fin de mes.
Hubo una temporada en que no la veía, porque cuando yo estaba durmiendo, ella se iba a trabajar.
Y como es la vida de una adolescente-niña...
mal día de colegio,
llega a casa, hazte la comida, y vuelve al colegio.
Llega a casa, haz los deberes, y hazte la cena.
Acostarse... a las tantas, total nadie podía decirme nada.
La mayoría de mi tiempo, era totalmente independiente. Y aunque hoy recordando me sorprenda a mi misma, y fuera una niña inmadura, también madura a la vez.
Tenia una responsabilidad tan grande, que hoy, cuando me acuerdo, no sé si sería capaz.
Mi pobre madre se ha quedado tan estancada, que hoy todavía me pregunto si me conoce...
Pues muchas cosas de las que he hecho, no las sabe ver,
cree estar sola, cuando llora, se encierra en casa... pero yo también lo estuve mucho tiempo, y estaba ahí....siempre. Y hoy por hoy también.
Mi madre ya no sonríe,
no pasea, ni le es suficiente nada...
pues se ha quedado estancada en una depresión...de la que ella misma se encargo de meterse. Aunque mi padre tuviera culpa... ella es la responsable de seguir como sigue.


Ojalá volvieras mama... Hoy con 19 años, te sigo echando de menos...

Aunque tu dolor, te haga enfadarte por todo,
Aunque tu dolor no te deje sonreír y estar tranquila.
Aunque tu dolor te quite las ganas de todo.
Tu dolor nunca te quitará el amor de tus hijas.


Y aunque no te des cuenta, aunque mi hermana no esté en casa,
aunque mi hermana no haya vivido tan intensamente lo que yo, también sufre por verte así...


Despierta mama.


No hay comentarios:

Entradas Populares

Tu me visitas...