martes, 9 de agosto de 2011

Manos al aire

...A veces, la conciencia te juega malas pasadas.
Te hace recordar sin haber dado ordenes para ello.
Justo en esos momentos sustituyo un recuerdo por otro, o intento mantener la mente ocupada con cualquier tontería.
Después vienen los sueños. Cuando dejas la mente fuera de tu alcance, cuando estás conciliando el sueño, y no hay ningún remedio, ni antibiótico que cure el dolor para paralizar tus pensamientos...cuando despiertas.
Porqué lo que más tememos, y echamos en falta, por mucho que intentemos esconderlo, y mantenerlo   escondido en cualquier hueco de tu interior, siempre sale a la luz.
Hasta que llegue el día en que ese recuerdo, se desvanezca... 
Solo el tiempo.
Solo el viento se lleva las palabras...
Solo tiempo.



No hay comentarios:

Entradas Populares

Tu me visitas...