lunes, 12 de diciembre de 2011

H.



... Uno de los peores días de mi vida "Ayer noche y esta mañana". Con diferencia.
Si en la entrada anterior describía la sensación que tenía en "la convivencia con mi hermana" de discusiones tontas.... estaba totalmente equivocada.


Aunque nunca me he parado a describir el gran cariño que tengo a mi hermana, no hace falta decir que la quiero. Porque es evidente. Me importa muchisimo, y es un gran pilar en mi vida. Básicamente porque es mi mejor amiga, mi hermana, y ahora vivo con ella.
Por eso, no puedo llegar a entender como se ha desmoronado la situación...y los sentimientos de la noche a la mañana. De como las cosas pueden llegar al extremo de las manos... descabellado, doloroso y penoso me parece.
Y sobre todo, tengo dentro un dolor, de arrepentimiento por mi comportamiento, asumo mi culpa, asumo que te provoqué con mis palabras, para llamar tu atención... porque estoy harta de tu desorden...y del poco respeto que tienes por las cosas... y no solo con las tuyas, con las mías también.
Me duele, que no sepas reconocer la parte de culpa que tienes... de que fueras capaz de pegarme, y de que por este día nos hemos comportado como dos inmaduras y locas cogiendonos de los pelos.
De que no me dolían tus golpes, si no tus gritos, tus palabras y tu comportamiento. La manera en que tienes de tratarme. De restar importancia a mis palabras...cuando soy la primera que te ha admirado desde pequeña, y te  he tenido de ejemplo... nunca intenté corregirte, si no abrirte los ojos. No soy doña perfecta, ni la mas ordenada del mundo para darte lecciones, y por supuesto no soy madre. Pero si sé ser consecuente, y las cosas tienen que hacerse en el momento que tocan, hoy por ti, mañana por mi.
Pero de lo que si estoy segura, es que yo tengo respeto hacia ti, y de que intento convivir contigo. Y tengo fallos, y desordeno de vez en cuando... pero siempre intento pensar en que no estoy sola, y que la confianza no empiece a dar asco. Siempre he intentado medir mis palabras, para no ofenderte, o para no tener una mala respuesta de ti. Hasta que una...también deja la paciencia a un lado. Y me siento ruin de como ha sido la situación... de mis palabras, de mis formas...
Y lo que mas me duele... es que tú, no tengas esta misma sensación...


Como siempre....
me desmitificas ... haciendome sentir pequeña y niña.




Solo quiero que esto pase. Nunca quise vivir con estas condiciones...y mucho menos que estas fueran las consecuencias.

No hay comentarios:

Entradas Populares

Tu me visitas...