jueves, 16 de febrero de 2012

Seguir...

Debo de ser "d i f e r e n t e" al resto de la gente...
ya que para los demás el dolor y el sufrimiento "les hace más fuertes". 
Les sirve como experiencia...
Pero mi dolor sigue siendo dolor permanente...sin aprendizaje, sin lección, simplemente  d o l o r.

Olvidarte va a ser uno de mis retos más deseados... y que hoy por hoy sigo fracasando..
Por ello ponía de mi parte.

La primera prueba era " No buscarte entre la multitud de la gente en la discoteca".
Resultaba siempre inútil, ya que por "h" o por "b" acababa calandote por algún rincón...

Si por esas fallaba... mi segunda opción era "No mirarte", "No ilusionarme por el mero hecho de que estuvieras  en el mismo espacio que yo" y... "No crearme mi movida mental, haciendome la noche más amena porque TU estabas".

Simplemente "ignorarte". Hasta que mis esquemas se rompen, miro disimuladamente y me respondes... 
en ese momento no hay plan...
Porque todo dentro de mi se altera.
Te acercas a hablarme, y me anulo, no no NO! 
Por ello miles de veces acabo descargando rabia contra ti. Actúo con indiferencia, o con miradas fulminantes.
Es superior a mi.

Hasta que no puedo más. Y decido tomarme las cosas con filosofía, dando por perdidos mis planes contra ti.
Y decido vivir el momento, sin esperar nada, sin entrar en discusión... 
nuevamente engañando a mi subconsciente...pero no a mi corazón.

Y ahora... Te has ido...
Vivirás calles distintas a mi. 
No habrá posibilidad de encuentro...
No estás. 

Aunque no estuvieras ya... 
verte era lo único que me quedaba...aunque no me hiciera bien.
Y lo mejor de todo, es que yo misma te empujé a ello.
Te animé a hacer esa entrevista...y sabía que marcaría un "antes" y un "después"... 
mi salvación... o mi perdición...

Existe el dicho ese... "Si verdaderamente quieres a alguien, déjalo ir"...
y creo que ese fue mi propósito... dejarte ir.
Zanjar de una vez por todas esto. Zanjar-te en mi cabeza y en mi vida.

Pero.... es tan difícil...
En momentos incluso he deseado hasta los únicos malos momentos... al menos los buenos vendrían con ellos también. 

Pero creo que ya es hora de dejar de auto-lastimarme. 
y desearte lo mejor.

video

No hay comentarios:

Entradas Populares

Tu me visitas...