domingo, 22 de marzo de 2015

Esto se me está haciendo eterno.

Las personas somos invariables... completos, e incompletos...en muchos sentidos. Nos caracterizamos por miles de defectos y virtudes que nos hacen únicos.
Somos capaces de adaptarnos a cualquier cosa o situación.
Con capacidades indescriptibles...
Esas capacidades ajenas que encuentras siempre con rapidez en los demás ya sea por "x" o por "b" todos tienen un encanto... que enamora, endulza a las personas que tienen cerca y cada cuando más a menudo no encuentras en ti. 
Hay personas acostumbradas a mirar la vida de una manera pesimista...
Parece ser que soy una de ellas.
Siento que llevo mucho tiempo con la parte negativa delante de mis ojos.
Y me siento incapaz de ver una buena situación...
o crearla.

Me gustaría dejar de analizar inconscientemente a las parejas que andan cogidas de la mano por la calle. Sentir que se me parte en dos el alma, esa ternura de ver como se miran, ese momento en el que el la abraza, sonríe y le hace una carantoña. El cariño que se huele a kilómetros, y la tristeza que me empieza a recorrer el cuerpo empañando mis ojos. Por dar cualquier cosa que hiciera trasladarme al momento en que yo me sentía así. Contigo. Esas risas limpias, sanas, ilusionadas e inesperadas, que se han ido apagando con el tiempo, por descuidos, reproches y exigencias. Y quiero salir de esta rueda de malos pensamientos que nos aleja de las personas que éramos estando juntos,
Todavía mas.
Es difícil amarte de esta forma.
Y lo peor, es que sientes exactamente ese mismo vacío. Soy incapaz de hacértelo quitar, porque yo también espero que me rescates.












1 comentario:

Anónimo dijo...

Esta muy buena esa reflexión, quizás es algo que nos pasa a mucho, pero creo que con todo se supera. ¡buen Blog!

Entradas Populares

Tu me visitas...