miércoles, 2 de noviembre de 2011

No hay nada mas gratificante en la vida, que hacer feliz a alguien que quieres.

Llega el invierno frío, con el cielo encapotado, lluvia, escarcha...
Y de aquí poquito Navidad... un año mas que pasa...
Cuando era mas pequeña... adoraba esas fechas... las Navidades con familia...risas, regalos... y por supuesto...sin clase. 
Supongo que no soy la única... que ya no tiene esa ilusión...
Me ponen triste... porque me recuerda a la gente que ya no está,... o lo que es peor, familia que ya no se reúne. 
Desde que mis padres se separaron...en mi casa ya no hay voceríos por navidad... y me da pena. 
En la situación que estoy en casa... las navidades lo hacen mas triste y melancólico... 

Y es que por estas fechas...me encantaría planear un viaje fuera de España con mi madre... para que se animara, para que viera mundo... para que desconectara. 
Llegará la Navidad en que lo haga, por verla con los ojos bien abiertos, con una sonrisa, con el dedo señalando algo que le guste al frente... 
Siempre me ha dicho que le encantaría ir a París... pero seguro que Italia la enamoraría, y aunque nunca he ido... me encantaría compartir la toscana con ella. O quizá a Londres...por lo alto! mi madre y yo sin entender ni papa...
la llevaría a centros de estética, con un día de Spa... y de compras para una exclusiva noche por ahí...
o un simple paseo abarrotado de comercios, bares y restaurantes...


No hay nada mejor, ni mas gratificante que hacer feliz a alguien que quieres. Que por varios días se olvide de sus problemas, de su rutina... y cuando llega ese momento, es justo cuando pensamos que estamos viviendo un sueño. Pero entonces será cuando le pellizque para que sepa que está viviendo, que puede reír,disfrutar... ilusionarse. Y yo estaré ahí.







No hay comentarios:

Entradas Populares

Tu me visitas...