miércoles, 27 de febrero de 2013

Haces de mi incapacidad, capaz.
De sentir sin haber sentido durante tanto, en demasiado poco.
Y me es mucho más que suficiente.

Eres la causa que reafirma lo que tanto quise, y quiero.


Eres necesidad.
Cada día que pasa.



My light, my song...


Veo tanta luz destellar en mi ventana...
que duele a la vista.
A veces cuesta creer 
que lo bueno puede llegar a suceder por costumbre en tu vida.



Y tú eres uno de los motivos.
Alegras mis despertares...
y me meces en sueños por las noches...
Aún sin tenerte cerca...



Te siento como nunca.
Mi luz, 
mi canción,
 mis buenos días..



lunes, 18 de febrero de 2013



Eres como una rosa, 
marchita con el tiempo...
Desteñida de su color natural..
que sangra con sus propias espinas.
Pinchando a todo aquel que intente tocarla...
se auto-destruye alejándose de la luz que intenta darle vida.
Atrapas el oxígeno de todo tu alrededor cuando viene la noche.
Flor que no se deja regar... 
que prefiere ser pisada antes que compadecida por los demás.
Prefieres sobrevivir en tu maceta,
a dejar que tus raíces crezcan en la profundidad.






Te imaginé durante cuatro años largos.
Cuando en entradas anteriores hablo de la "causalidad"... me refiero a los planes que te prepara la vida.
Somos dueños de nuestros actos,
de nuestros pensamientos,
de nuestra vida...
Pero no puedes controlar quien aparece y desaparece de ella.
Tú apareciste hace 4 años... 
fuera casualidades... 
26 de Enero.
Se hizo de rogar...
Y mereció la pena tanta espera. 
Porque te imaginé tal cual como eres.   

Fuiste pasado que permaneció en un presente pasado. 
Y hoy en mi presente sigues haciéndote hueco en presente. 
Estuviste sin estar...estando. 
Y sigues, y me doy cuenta de que estuviste siempre.


  



martes, 12 de febrero de 2013

Ver es engañarse. Soñar es creer.

Procrastino. Con mi hábito de dejar las cosas para después.
Predispongo. Con mi estúpida manía de seguir soñando.
Y como los cuentos en las películas, hay un final feliz.
Pero en mi cuento, los protagonistas tienen problemas económicos.
El príncipe está en paro, con 7 enanitos que alimentar.
Y Blancanieves está harta de comer manzanas...

Instante en que creo que todo es posible.
Y ahí va mi cuento mental imparable...
hasta que un golpe en seco me succiona los pies... hasta hacerme pisar la cruel realidad.
Donde los cuentos no existen.
El amor a distancia es duro.
Cuando no ves no crees.
Y donde el cuento finalmente, no te dará de comer.

Les contamos cuentos a los más pequeños inocentes, para que puedan conciliar el sueño con tranquilidad.
Cuando en realidad muchos como yo, dejamos de ser conscientes...que los cuentos están hechos para despertar a los adultos.
De sus pesadillas.
De sus miedos.
De sus responsabilidades.
De su día a día.

Nos da esperanzas en nuestro último suspiro.
Ver es engañarse. Soñar es creer.



P.M





Entradas Populares

Tu me visitas...