lunes, 18 de febrero de 2013



Eres como una rosa, 
marchita con el tiempo...
Desteñida de su color natural..
que sangra con sus propias espinas.
Pinchando a todo aquel que intente tocarla...
se auto-destruye alejándose de la luz que intenta darle vida.
Atrapas el oxígeno de todo tu alrededor cuando viene la noche.
Flor que no se deja regar... 
que prefiere ser pisada antes que compadecida por los demás.
Prefieres sobrevivir en tu maceta,
a dejar que tus raíces crezcan en la profundidad.






No hay comentarios:

Entradas Populares

Tu me visitas...