lunes, 22 de julio de 2013

No soy lo que escribo, Soy lo que tu sientes al leerme.

Te necesito.
Puedo vocalizar NO, pero mi corazón me pone en evidencia, contradiciendome. 
Sueño contigo... y me despierto otro día más. Sin mas ganas que volver a soñar.
No quiero irme.
No quiero que te vayas.
No quiero que me olvides.
Quiero abrazarte...
todos los días de mi vida.
Y siento que esto no lo he sentido nunca.
Y la única manera de intentar que todo esto se frene es ponerme a llorar como una niña. 
Sin querer entender nada, sin encontrar una solución.
Suplicando algo que me tranquilice. 
Las lagrimas ya no me sirven de nada...
no harán que entres por la puerta...
Y este escrito tampoco...
Pero es lo único que me veo capaz de hacer ahora.

No puedo decirte Adiós.
Solo me queda aceptar que te vas.
Y me quedo con la peor parte de todas... sin más opción que ver como lo haces. 
Sentir que los días pasan sin ningún sentido, y debo hacer lo que todas las personas hacen,
seguir, alimentarme, trabajar,y sobrevivir... pero me olvido de mi propia existencia, queriéndote. 
Porque es lo que necesito.

Te quiero.


 


  


1 comentario:

Anónimo dijo...

Ahora mismo no puedo continuar leer, porque no puedo parar de llorar, y es la primera vez que lo hago, porque he vivido una vida bastante dramática desde pequeña, y como que llorar por amor, o cosas así, me parece como frívolo casi, aunque luego como soy como tu super intensa y para mi el amor es la prioridad absoluta, pero justo esta persona era una compensación de todo y ahora ya no estamos, no puedo identificarme más con todo lo que escribes y mi situación personal
eres maravillosa!

Entradas Populares

Tu me visitas...