jueves, 8 de septiembre de 2011

Esa canción...




No sé si alguna vez os ha pasado...
Escuchar una canción en algún momento especial...
y basta querer olvidar algo con todas tus fuerzas...para que el mundo se ponga en contra tuya, o quizá tu propia conciencia te haga recordar por si sola, sin tu esperarlo...
escuchar esa canción por todas partes...
En algún bar al que entras para comprar tabaco, en un supermercado, o quizá tu propio vecino con la radio a toda leche... y esa canción de nuevo...
y seguidamente su recuerdo...
Siempre he creído en las señales de la vida, en esas casualidades...que te paralizan, pasan justo en el momento y espacio clave.
Cuando hice la locura de tatuarte en mi dedo anular...(supongo que para anularte...o recordarte siempre), sonó esa canción en la radio... justo en ese momento en el que cerraba los ojos acojonada... sonó!
Ese nudo estomacal en los momentos más inesperados... me hizo temblar, y el tatuador tubo que pedirme que me relajara.
Es otro de los momentos... en el que pienso " Las casualidades no existen".


Ahora me pongo un anillo...
hasta que llegue el día en que deje de doler ver tu nombre.


Pero no puedo evitar escuchar esa canción por donde voy...


Lost and insecure...You found me...You found me...

No hay comentarios:

Entradas Populares

Tu me visitas...