sábado, 6 de octubre de 2012

Supongo que,
no tengo mucho mas que decir...

Permanezco callada, en esta habitación... otra vez.
Después de muchos meses, vuelvo a encontrarme en el mismo agujero del que YO y solo YO...
vuelvo a ser la culpable.

Porque podría haber ahorrado estas lágrimas antes...
Solo tenía que dejar ir ese autobus.
O simplemente... no responder a tu llamada.
Y lo peor...
es que ya sabía el desenlace final de esto.

Soy yo, quien recibe el dolor de las secuelas...
quien permanece alejada del mundo 1 semana, 2... sin salir de casa.
Y todo lo que he luchado contra mi corazón, ha sido en balde desde el minuto que volví a verte.

Solo puedo decir que no he podido enamorarme de una persona tan irresponsable como tú.
Eres peor que el hielo, porque nada te duele, ni siquiera eres consciente de que mas de la mitad de este blog, está escrito sobre ti.
Y es triste...
que estas palabras, tu ausencia y engaño, sean la razón de estar satisfecha.

Nunca.
Jamás.
Volveré a dejar que me destroces.
Que me uses.
Y luego me olvides.

El remedio está en borrarte de mi vida... 
como una terapia...
Como una cartilla de ahorros...
al tiempo, te dará los intereses.

Adiós. 




2 comentarios:

Celia dijo...

Es como leerme a mi, no ahora, hace tiempo.

PAULA dijo...

Gracias Celia! Por leerme, y por saber que en algun momento te sentiste identificada!! GRACIAS :)

Entradas Populares

Tu me visitas...