domingo, 2 de febrero de 2014



Y es que... el tiempo y las malas sintonías me hicieron aprender.
A no conformarme con las palabras,
a no conformarme con un cambio de aires que arrastra la buena intención y los intentos.
No se ha de intentar. 
Hablamos en otro idioma distinto, yo de querer, y tu de poder querer.
No existe otra intención que esa. 

El cubo de agua fría, ya me caló en los huesos en pleno Agosto, y ahora ya no duele. 
Solo afirmaste a mi corazón lo que no quería sentir...


Hoy es el primer día, del resto de mi vida. 







No hay comentarios:

Entradas Populares

Tu me visitas...