martes, 18 de septiembre de 2012

Nunca me leerás.

Porque nunca te interesaste en conocerme.
Porque nunca estuviste cuando mas te necesité.
No fuiste tú quien me limpio las lagrimas...
ni me sostuvo en su hombro..
tan solo fuiste el causante de ellas.
Y hoy... sigues siendo la misma persona.
Que pide y nunca da.
La que aparece y desaparece... 
Cuando estabas presente pero siempre ausente.
El que ve varias maneras de querer.
Cuando querer, solo se hace de una forma.

La distancia no es un inconveniente más, 
cuando se quiere de verdad.
El problema es cuando nosotros la creamos.
Se puede estar presente...sin estar físicamente.
Pero no has sido capaz...
No estoy reprochándote,
El ser consciente de esto, me duele mas que a ti.
Y el tiempo se ha puesto en tu contra para reafirmar lo que escribo.









No hay comentarios:

Entradas Populares

Tu me visitas...