lunes, 17 de septiembre de 2012

No hay sueño, solo ganas de dormir.

Ya dí el todo por el nada.
Tuve nada durante mucho...
y ahora que tengo algo... no puedo volver a arriesgarme,
No puedo arriesgar todo nuevamente por ti.

Me fallaste...
y mil veces me pregunté porqué lo hiciste.
Que parte de mi, era merecedora de tu indiferencia. 
Que parte de mi... no hiciste tuya.
A quien llegué a conocer...

Te necesitaba. 
Te odie.
Y hoy... sin embargo
Me odio a mi misma.
Por dejar que ocurriera. 
Que volviesemos a encontrarnos.

No necesito mas palabras.
Ni saber que tienes necesidad de preguntarme como estoy.
Necesito que por una vez en tu vida
seas consecuente.
Consciente.
Sincero en cada palabra,
en cada gesto.
Legal.
Y que si es cierto lo que dijiste de querer empezar de cero, 
demuéstralo.

Pero si vuelves realmente por curiosidad. 
O porque solo necesitaras volver a recordar.
Puedes seguir tu vida.
Si al menos te queda algo de cariño hacia mi.
Dejarás que continúe mi camino.



No hay comentarios:

Entradas Populares

Tu me visitas...